jueves, 23 mayo 2019

Anillos con Piedras Preciosas

E-mail

 

Se lamina, la lamina de metal a cero punto noventa mm de grosor, dibujamos sobre esta la silueta del anillo para poderla cortar con segueta. También, se puede hacer el dibujo del diseño en una hoja de papel, la cual vamos a pegar sobre la lámina de metal. Las líneas del dibujo nos van a servir de guía para el corte con la segueta usando unas pinzas o alicates de punta redonda, damos al anillo su forma circular y unimos posteriormente sus extremos con soldadura de oro (oro de 18 quilates con cadmio), con la ayuda de un soplete de gas butano.


argollasPara eliminar, el aspecto ennegrecido del oro después de la soldadura y darle su color natural, lo introducimos en una solución de ácido sulfúrico. Posteriormente, en el tribulet de fierro (Lastra para anillos), damos la forma circular al anillo golpeándolo con un martillo. A continuación, se prepara la montura de la piedra. Diseñando la forma sobre la lámina de oro. Damos forma a la pieza, de manera manual, y con la lima preparamos los bordes para poder ajustar la piedra. Se sujeta, la montura de la piedra a la sortija, con la ayuda de un alambre fino de hierro. Se aplica soldadura (de oro y cadmio) y seguidamente, se procede a soldar con el soplete.


Después, de la soldado de la montura en el anillo, se coloca este nuevamente en al ácido para limpiar el metal. Con la ayuda de la pulidora se efectúa el pulido del interior del anillo. Con la ayuda de buriles, se graba la parte externa del anillo con la forma que uno desee. Posteriormente, se coloca la piedra sobre su montura y se sujeta (se engasta). La forma como se engasta la piedra usando el buril, es colocando la piedra en el reborde (o bisel), hecho a su medida y ya colocada, se golpea muy despacio y suavemente con un buril alrededor del bisel para que el reborde se adapte a la piedra.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos