miércoles, 22 mayo 2019

Técnica Decorativa

E-mail

 

Repujado y Embutido
El repujado, se basa en la realización de motivos con un cincel de punta roma para evitar que se corte la lámina, o bien con punzones que permitan curvar el metal sobre sí mismo y definir grietas profundas desde el reverso, para que salgan en el anverso. Si la pieza, se trabaja por el anverso sobre un cuerpo ya en relieve, se trata de un embutido, técnica que requiere trabajar sobre un soporte blando aunque consistente para que la lámina se mantenga fija.


argollasPuntillado
Esta técnica decorativa, se realiza con un cincel desde el reverso de la pieza, obteniendo motivos a base de puntos en relieve por el anverso.


Decoración Incisa
Se consigue, mediante la incisión con un buril sobre la pieza y bajo un soporte firme que sujete el objeto.


Estampado
Consiste en presionar, a golpe de martillo con un punzón metálico sobre el reverso de una lámina; en el extremo del punzón se halla el dibujo que se quiere reproducir en relieve. Cuando el punzón, deja su marca sólo por una cara del metal se llama estampación por impresión.
 

La Filigrana
Es un esquema, decorativo diseñado mediante hilos que se sueldan a una lámina de base. Para fabricar, los hilos hay dos métodos; en un caso, se parte de una lámina cortada en tiras estrechas que se enrollan sobre sí mismas sujetándolas por un extremo, lo que les deja marcas helicoidales de retorcimiento.


Granulado
Se basa en el mismo principio, y en él los hilos se sustituyen por pequeñas esferas de oro. Consiste, en soldar pequeños gránulos o esferitas de oro a una superficie formando diversos motivos. Generalmente, filigrana y granulado se combinan entre sí, y a veces también con otras técnicas, alcanzando una gran complejidad compositiva.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos